El Turista en el Mundo

Terminada la temporada de verano, el otoño se deja ver con lluvias en Valencia. El fresquito se nota, y el trauma de la vuelta se ha superado. Llegamos al confort de llegar a casa y volver a planificar el día siguiente. El verano ha sido largo, entre junio a septiembre se ha echo esperar el tiempo de sacar la esperada manda larga. Que aun así no nos deja estrenarla.

Pero retomemos las vacaciones, esos días que esperas durante todo un año para poder desconectar y no pensar en el día a día, llamado “rutina”.

¿No creéis que cuando llega ese momento, toda persona en este mundo se convierte en otra persona a la que llamamos “turista”?

Hay quien habla que tiene fobia a los turistas, y que esta deseando irse de su ciudad para irse fuera (otra ciudad) para desconectar. Pero realmente esa persona que no aguanta a los turistas, es en realidad otro turista. Las ciudades se vuelven diferentes con la llegada y deseada de las vacaciones. Tambien nuestro modo de vestirnos a la hora de salir fuera de nuestra ciudad.

Consiste en ser extranjeros, no tener horarios, responsabilidades, ni asuntos sociales, ni familiares, ni el que dirán…

Llevamos 24 horas los mismos shorts con camisetas de tirantes, y según lo que vayas hacer te pones unas zapatillas o unas chanclas de agua que destacan más que tu camiseta de flores.

En la playa existe un código, llevar pamela, con gafas de Sol, aunque ello te lleve a tener marcada la silueta de las gafas todo el verano. Y los que se les ocurre llevar vestimentas en otra ciudad, que ni siquiera se les ocurriría jamás ponerse en la suya propia. O esas familias que van todos con la misma camiseta, como sacados de un anuncio, anunciando que una vez estuvieron en “Disneyland”.

En definitiva, mi gran consejo es que os pongáis lo que os apetezca, pero el modelito que llama a los cuatro vientos de “Soy Turista” dejarlo en casa, no hay nada mejor que ser e ir como uno mismo es. Disfrutar del viaje y da igual en que ciudad estéis.

Todos lo hemos echo, yo me incluyo, por ello me parece gracioso este tema, donde el concepto de irnos de vacaciones nos lleva a sacar ese “yo” que nos dice que hagamos lo que queramos. Somos libres de sentir que en nuestro momento de ser libres.

 

Este ha sido mi pequeño avance de mis vacaciones, y como comprobareis llevo mis shorts con camiseta, bien cómoda con zapatillas para recorrer todo lo que he podido disfrutar, y como no, mi pamela a echo que disfrute de un glamour indiscutible. ¿Qué os parece la reflexión? Puedo decir que caí en la tentación de ser una turista en otra ciudad. 🙂

Nos vemos pronto. Buen finde.

♥Slo♥

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: